Tratamientos postcosecha del melocoton

Los del melocoton se pueden dividir en dos partes:

  • – Tratamientos indirectos.
  • – Tratamientos con productos químicos para el control específico de las enfermedades.

Imagen de previsualización de YouTube

TRATAMIENTOS INDIRECTOS

Esta fase, tiene una importancia decisiva en la calidad y la vida comercial de cualquier fruto que se procese o conserve.

Al hablar de tratamientos indirectos nos referimos a la limpieza y desinfección de: – Almacén

  • – Envases
  • – Líneas de confección
  • – Cámaras de maduración, conservación o stockaje

La limpieza, consiste en eliminar restos de frutos y otras materias orgánicas procedentes del trabajo normal de los almacenes. Los frutos podridos no deben dormir en el almacén.

La utilización de agua a presión, con un detergente alcalino, es suficiente para limpiar suelos y paredes de cualquier central hortofrutícola, así como la de los envases que van y vienen al campo y son reutilizados para envíos a los mercados de destino.

Una vez realizada la limpieza podemos pasar a la siguiente fase.

La desinfección, la podemos considerar un tratamiento preventivo, pero un tratamiento con connotaciones particulares ya que este tipo de aplicaciones de productos químicos son:

  • – Económicas,
  • – Fáciles de realizar,
  • – Rompen el ciclo biológico de los hongos,
  • – Disminuyen de una forma drástica el número de esporas y bacterias que siempre están presentes en almacenes, líneas, envases y cámaras.

¿Qué productos podemos utilizar? Entre los productos disponibles o tradicionales, citaremos:

• Lejía

Puede ser una solución parcial, ya que entre hacer desinfección con lejía y no hacerla es preferible que se haga como sea.

Este producto tiene el problema de que si no está bien formulada, puede llevar cloro activo (Cl – ) libre, con lo que las zonas donde hay metales no se pueden tratar porque el cloro activo es muy agresivo con los metales.

• Formol

Producto hasta hace poco tiempo muy utilizado, ya que bien como líquido o como gas, es un producto útil para la desinfección.

Se utiliza cada día menos, debido a que produce irritación de mucosas y lacrimales y a las restricciones para su registro.

• Amonios cuaternarios

Estos productos son utilizados como desinfectantes con normalidad. Para su utilización en los almacenes hay que tener en cuenta lo siguiente:

  • – que estén exentos de iones de metales pesados.
  • – que la cadena carbonada del producto tenga entre 10 – 14 carbonos, ya que si la cadena es corta, sólo tienen poder bactericida y nosotros necesitamos productos con poder funguicida, ya que nuestra mayor preocupación son los hongos.

• Ortofenilfenol

Es también un producto antiguo, pero muy eficaz contra bacterias y hongos.

Las bacterias como: Aeromonas, Bacillus, Enterobacter, Escherichia coli, Pseudomonas, Staphylococus, etc son controladas por este compuesto a dosis inhibitorias entre 100 y 200 ppm, excepto las Pseudomonas que debe aplicarse entre 1000 y 1500 ppm.

Para los hongos Alternaria, Aspergillus, Cladosporium, Penicillium, Rhizopus, Trichoderma, etc las dosis de inhibición están entre 100 y 200 ppm.

Este producto puede utilizarse bien como líquido o como gas (FUMÍGENOS). Como líquido, se aplica a suelos a una concentración del 10% en agua. Como fumígeno, se aplican 600 grs de producto formulado, con un 25% de ortofenilfenol para un volumen de 1000 m3.

Con este producto la desinfección en los almacenes y cámaras es completa, por una parte la del suelo con el producto líquido y por otra, todas las partes aéreas con el FUMÍGENO, ya que el vehículo del mismo es el aire.

La limpieza y la desinfección, es algo que se debe hacer como hábito o práctica normal, aunque, sus resultados no se pueden contar (excepto en la evaluación de colonias en placa petri), medir o pesar, el beneficio de estas aplicaciones es valorable al final de campaña.

PRODUCTOS QUÍMICOS PARA EL CONTROL DE ENFERMEDADES

En los tratamientos post-cosecha del , hay que intentar evitar, los baños y las duchas, aunque se incorpore un fungicida al agua, si el agua se recicla, es decir, se utiliza más de una vez.

La razón está, en que el agua reciclada, contendrá en pocas horas, materia orgánica y esporas de las distintas enfermedades enumeradas.

Aunque lleve fungicidas, el agua en disolución o suspensión, con el tiempo, la materia orgánica, los descompone reduciendo su actividad, por lo que en muchas ocasiones estos tratamientos vía agua, lo que hacen, más que resolver problemas, es contaminar los frutos sanos.

Por otra parte, en la zona peduncular de los melocotones, se acumula agua, que unas veces se puede escurrir con rapidez y otras no, lo cual puede ser una ventaja para las infecciones de cualquier tipo.

Estas son las principales razones, por las que nuestras recomendaciones de tratamientos, siempre que sea posible, se referirán a aplicaciones de las materias activas, utilizando el aire como vehículo, es decir, mediante FUMÍGENOS.

Límites máximos de plaguicidas para los productos destinados a la alimentación humana o animal

VN:F [1.9.22_1171]
Califica la calidad del articulo 1-5 GRACIAS
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 2 votes)

Deja un comentario

Proudly using Dynamic Headers by Nicasio WordPress Design
A %d blogueros les gusta esto: