Recomendaciones generales para el cultivo de Otoño Invierno de hortalizas

generales para el de Otoño de

Cultivos al Aire libre

En los cultivos de otoño-invierno se suelen presentar dos grupos de problemas:

– Fisiopatías: Alteraciones de diversos tipos que provocan daños en hojas y frutas, no relacionados con ninguna enfermedad.

– Hongos del suelo: Normalmente relacionados por repetición de cultivos, terrenos mal preparados, riegos desequilibrados…

En consecuencia y ante la presencia continua de nuevas variedades, no siempre conocidas en su manejo por el agricultor, o en otros casos no suficientemente adaptadas a nuestras condiciones, se recomienda:

  • 1º.-Utilización de variedades en las que haya sido contrastada su adaptación y manejo en años anteriores en campos de ensayo, centros de experimentación, etc.
  • 2º.-No abandonar las aportaciones de materia orgánica al suelo.
  • 3º.-Procurar evitar las repeticiones de cultivo de la misma familia.
  • 4º.-Utilizar plantas de semilleros aislados (mallas), limpios y con pasaporte fitosanitario.
  • 5º.-Realizar las aportaciones nitrogenadas lo más fraccionadas posible a lo largo del cultivo.
  • 6º.-Mantener los setos, ribazos y líneas de cultivo alrededor de los campos ya que suelen ser una buena alternativa de refugio para los parásitos y depredadores durante el invierno.

Cultivos de invernadero

Las recomendaciones anteriores son igualmente válidas para cultivos en invernaderos, pero en éstos se hace indispensables otras series de medidas más específicas.

  • • La colocación de mallas en ventanas, puertas y aperturas cenitales.
  • Es especialmente necesario en la primera mitad del otoño y segunda mitad del invierno, como medio de frenar la entrada de vectores de virus.
  • • En los invernaderos de cultivo de tomate se recuerda la necesidad de que la malla sea al menos de 6×9 hilos por centímetro cuadrado para garantizar la no entrada de Tuta absoluta.
  • • Las puertas deberían adaptarse con doble malla de modo que siempre permanezca el invernadero aislado.
  • • Las mallas se colocarán preferentemente en la parte exterior de las ventanas.
  • • Utilizar materiales independientes para cada túnel (guantes, tijeras, etc.) para evitar propagar enfermedades.
  • • En los invernaderos sin mallas se puede frenar la entrada de vectores manejando la apertura de ventanas siempre en la cara opuesta a la dirección del viento.
VN:F [1.9.22_1171]
Califica la calidad del articulo 1-5 GRACIAS
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votes)

Deja un comentario

Proudly using Dynamic Headers by Nicasio WordPress Design
A %d blogueros les gusta esto: