Normas de calidad en manzana y pera Caracteristicas minimas

de en y Caracteristicas minimas

La presente norma tiene por objeto definir las características de calidad, envasado y presentación que deben reunir las manzanas después de su acondicionamiento y manipulación, para su adecuada comercialización en el mercado.

CARACTERÍSTICAS MÍNIMAS.

Las características mínimas, se aplican a todos los frutos, independientemente de la categoría en que estén clasificados.

Los frutos deben ser:

a) Enteros, es decir, exentos de toda ablación o ataque, que tenga por efecto alterar su integridad.

b) Sanos, es decir, exentos de ataques de insectos o de enfermedades, que los hagan impropios para el consumo.

Manzana agusanada Manzana con podredumbre
Frutos agusanados Frutos deteriorados: frutos atacados por podredumbres

Los frutos agusanados o deteriorados, quedan admitidos dentro de un máximo del 2 por 100, en número o en peso, según las tolerancias previstas, para la categoría II. Esta disposición, que tiene por objeto, tener en cuenta la imposibilidad práctica, de obtener una selección rigurosamente perfecta, no se aplica, más que a frutos, que no estén atacados manifiestamente, estando excluidos, los frutos visiblemente atacados:

 

Bitter Pit interno Manzana Plara Manzana
Bitter Pit Interno Plara
Frutos con lesiones no cicatrizadas Manzana Frutos con lesiones no cicatrizadas Manzana
Frutos con lesiones no cicatrizadas Manzana Frutos con lesiones no cicatrizadas Manzana

c) Limpios: Los frutos deben estar desprovistos, de residuos aparentes de tierra, impurezas y otras materias extrañas, tales como indicios visibles, de productos de tratamientos.

En los casos, en que se comprueben residuos o indicios, sobre los frutos, éstos entrarán en el cuadro de tolerancias.

d) Desprovistos de humedad exterior anormal. Esta disposición, excluye los frutos netamente mojados. Se admiten los frutos, que a la salida de la cámara frigorífica o del vehículo de transporte, estén recubiertos de una ligera condensación, debido a la diferencia de temperatura.

e) Desprovistos de olor y de sabor extraños. Se trata, en especial, de frutos, que hayan permanecido, en un local de almacenamiento, mal atendido o no apropiado y que, en particular, hayan absorbido, el olor emanado, de otros productos almacenados, en el mismo local.

Por otra parte, sólo deben utilizarse, materiales inodoros, como elementos de protección en el envase.

 Frutos atacados de vitrosidad - Manzana  Frutos con grietas no cicatrizadas - Manzana
 Frutos atacados de vitrosidad  Frutos con grietas no cicatrizadas

f) Prácticamente exentas de plagas y daños debidos a éstas.

g) Recolección. Los frutos, deben haber sido recogidos cuidadosamente.

Esta obligación, ligada a las operaciones de pre-normalización, tiene por objeto, evitar que los frutos, sufran magulladuras, debidas al contacto con el suelo y a manipulación poco delicada.

Las precauciones impuestas en la recolección, deben observarse, en las siguientes fases de la preparación: transporte a la estación de acondicionamiento, operaciones de selección, calibrado y envasado.

h) Desarrollo y estado de madurez. El desarrollo de los frutos, debe ser tal, que les permita alcanzar su estado de madurez (en función de la variedad), en el lugar de consumo. Por otra parte, no deben presentar una madurez excesiva, que los haga impropios para la alimentación.

La madurez comercial, debe ser apreciada en el momento de la recolección, en función:

  • De la duración del transporte.
  • De las condiciones del transporte (por ejemplo: utilización de un vehículo refrigerante, que retarde el proceso de evolución o de un vehículo ordinario).
  • De la duración eventual del almacenamiento.

Así, se pueden distinguir, los siguientes tipos de frutos.

1. Duros: cuya pulpa es consistente y presenta un sabor amiláceo, pero que no han alcanzado todavía, la madurez de consumo; en este estado, los frutos son adecuados para almacenamiento y para expedición, a larga distancia.

2. Firmes: cuya pulpa es un poco resistente, con tendencia a volverse crujiente y que presentan, un sabor ligeramente amiláceo; en este estado, los frutos son igualmente aptos, para almacenamiento y expedición a larga distancia.

3. Firmes-maduros: cuya pulpa es crujiente y de madurez normal; estos frutos son aptos, para su almacenamiento a corto o medio plazo y para el transporte a larga distancia, en buenas condiciones de protección.

4. En viraje: cuyo estado es intermedio entre «firme» y «maduro», pero que son aptos, para exportación a larga distancia.

5. Maduros: cuya carne es crujiente y fundente; estos frutos, pueden soportar el transporte, pero deben ser consumidos rápidamente.

En función de las consideraciones anteriores, se excluyen en todas las categorías:

a) Los frutos insuficientemente desarrollados y no maduros, que se mustian durante el almacenamiento y que no son aptos para el consumo, por su sabor ácido y la dureza de su pulpa.

b) Los frutos que, a la salida de almacén, presentan enfermedades específicas tales como:

  1. Pardeamiento interno. Los tejidos afectados quedan firmes, con desarrollo más pronunciado de la enfermedad, alrededor del corazón.
  2. Escaldadura. Constituye una de las alteraciones fisiológicas más graves de las manzanas. Afecta a la epidermis del fruto, en forma de pardeamiento.
  3. Enfermedad común del frío. Se manifiesta, para algunas variedades, por la aparición de zonas pardas claras en la pulpa, que pueden extenderse, a una gran parte del fruto en forma de manchas pardas y de un anillo del mismo color que rodea totalmente la manzana. En su última fase, la coloración parda se hace visible bajo la epidermis.
Pardeamiento interno - Manzana Escaldadura - Manzana Enfermedad del frio - Manzana

Pardeamiento interno

Escaldadura

Enfermedad del frío

 

VN:F [1.9.22_1171]
Califica la calidad del articulo 1-5 GRACIAS
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votes)

Deja un comentario

Proudly using Dynamic Headers by Nicasio WordPress Design
A %d blogueros les gusta esto: