Manchas en Manzano y del Peral

Manchas en Manzano y del Peral

Factores principales

1.- MANCHAS DEL MANZANO Y DEL PERAL.

1.1.- MANZANO – Venturia inaequalis.

1.2.- PERAL – Venturia pirina.

  • – En campo, aparecen sobre los frutos manchas negras redondeadas y aterciopeladas.
  • – En cámaras, también se ven las manchas de color negruzco, muchas vece de forma estrellada de 1-3 mm de diámetro.

Estas manchas son producidas por Ventura inaequalis y Venturia pirina.

Moteado en manzana - Venturia inaequalis
Moteado en manzana – Venturia inaequalis

1.1.- MANZANO – Venturia inaequalis.

Sintomatología

a) En hojas

  • – Manchas traslúcidas, situadas principalmente en la parte superior, que se extienden a lo largo de los nervios.
  • – Deformación del limbo.
  • – En caso de ataque grave, caída de hojas.

b) En flores

  • – Manchas sobre sépalos, ovario y pedúnculo, con posterior secado de la flor.

c) En frutos

  • – Aparecen costras ennegrecidas, acorchadas, más o menos agrietadas, que ocupan una superficie mayor, si la contaminación se produce cuando el fruto es joven.

d) En conservación

  • – Si la contaminación se produce, cuando el fruto está desarrollado, las costras negras tienen tamaño más pequeño.

Propagación

El inóculo (cualquier parte del hongo capaz de reproducirlo) primario, se encuentra en las hojas infectadas, que lo arrastran en su caída en otoño.

Cuando las arcosporas, (esporas procedentes de la reproducción sexual) son proyectadas y diseminadas por la lluvia, ya están maduras para realizar la contaminación primaria.

La germinación de las esporas necesita, que la masa foliar esté húmeda un tiempo mínimo, en función de la temperatura ambiente.

Cuando la contaminación se ha producido y no se ha realizado ningún tratamiento que la haya parado, aparecen las manchas.

Si la infección de los frutos, se produce poco antes de la recolección, el hongo evoluciona durante la conservación.

Medidas profilácticas

  • – La utilización de los datos climáticos, humedad, temperatura, pluviometría, etc pueden ayudarnos a determinar, los períodos más críticos de infección.
  • – La utilización preventiva de productos de contacto, cuando se espera un período de lluvias.
  • – Cuando el riesgo es inminente:
  • – Utilizar un producto de contacto a las 24 ó 36 horas, según el producto, después del inicio de la humedad, que produce la contaminación.
  • – Tratar con un producto curativo, de 3-5 días después de la contaminación. Este tipo de productos, deben aplicarse sobre el follaje seco.
  • – Las repeticiones de tratamiento, deben realizarse teniendo en cuenta:
  • – Que lluvias de 20-25 mm, producen un lavado de las hojas, que las desprotegen de los productos aplicados.
  • – Que el crecimiento vegetativo, deja totalmente desprotegidas las hojas que han salido después del tratamiento, si el producto utilizado no es sistémico.
  • – Es necesario continuar la protección durante el verano, si se observan manchas no controladas, ya que pueden desarrollar el hongo, en condiciones climáticas favorables.

Observaciones:

  • – Ningún producto es eficaz el 100%, por lo que hay que estar atentos y tratar con un producto de contacto, cuando se vean, desarrollarse las manchas sobre las hojas.
  • – Los tratamientos cúpricos son ineficaces en otoño, en este período, la utilización de inhibidores de la biosíntesis de esteroles (IBE), debe evitarse, debido a que, aceleran la aparición de cepas resistentes.
  • – Reservar los productos (IBS) para aplicaciones curativas, cuando las aplicaciones de productos preventivos, no puedan asegurarnos el control del hongo.
  • – No sobrepasar de 3-4 aplicaciones, de productos (IBE) por año, si es necesario, alternar estos tratamientos con aplicaciones de otras familias de materias activas.
  • – No utilizar este tipo de productos (IBE), con temperaturas inferiores a 10ºC

1.2.- PERAL – Venturia pirina

Sintomatología

a) En hojas

  • – Manchas traslúcidas, de aspecto aterciopelado, de un color en principio marrón oliváceo, que pasa después a ennegrecido. Se sitúan estas manchas, principalmente en el envés de la hojas (parte inferior de ellas). La forma es, en general, circular y bien delimitada.
  • – No hay deformación del limbo

b) En flores

  • – Manchas visibles sobre los sépalos, el ovario y el pedúnculo, que provocan el desecamiento de la flor y su caída.

c) En frutos

  • – Manchas negras, que evolucionan a costras acorchadas, dando lugar a deformaciones y grietas, más o menos profundas.
  • – Este hongo, puede producir ataques sobre frutos y/o sobre hojas, si el ataque a frutos es temprano (sobre frutos jóvenes), puede producir la caída de los mismos

d) En ramas

  • – Manchas similares a las que se forman sobre las hojas, que evolucionan a chancros, los cuales, en primavera, desarrollan pústulas portadoras de conidias, que provocan infecciones posteriores.

Propagación.

Aproximadamente en marzo, con su maduración, las arcosporas son proyectadas y las conidias son diseminadas por la lluvia.

La proyección de las arcosporas se para, cuando las peritecas (bolsas donde maduran las arcosporas) están vacías, sobre el mes de junio, en tanto que las conidias prosiguen su contaminación, hasta la recolección.

La germinación de las esporas, como en el caso del manzano, necesita que la masa foliar esté húmeda, un tiempo mínimo y en función de la temperatura ambiente, la germinación se produce.

Cuando la contaminación ha tenido lugar y no ha sido controlada por los tratamientos realizados, las manchas se convierten en portadoras de conidias, que constituyen el inóculo secundario, diseminado por la lluvia y el viento.

Medidas profilácticas

Los tratamientos preventivos, deben hacerse, antes de que se produzca la lluvia y repetir la aplicación, si la cantidad de agua, ha sido suficiente, para el lavado de los productos químicos aplicados.

En períodos de fuertes crecimientos vegetativos, las nuevas hojas, solo tienen protección 4-5 días.

Variedades poco sensibles, como la Conferencia, permiten una reducción importante de tratamientos.

Las limitaciones de productos curativos tipo (IBE), son las mismas que en el caso del manzano.

 

VN:F [1.9.22_1171]
Califica la calidad del articulo 1-5 GRACIAS
Rating: 5.0/5 (2 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votes)

Botritys en fruta de pepita manzanas y peras

Botritys en fruta de pepita manzanas y peras

Con el nombre genérico de Botrytis, se designa al hongo Botrytis cinerea, conocido también, por podredumbre peduncular. Es un hongo muy polífago, parásito latente y de heridas a la vez, la contaminación, puede producirse durante la floración o después de la recolección, también puede aparecer como parásito secundario. En su fase final, la superficie afectada, se cubre de un fieltro grisáceo.

Sintomatología

– En campo:

Se manifiesta desde finales de junio, a nivel de la cavidad ocular, como una decoloración, que posteriormente se convierte en una mancha marrón, de poca dimensión y que evoluciona poco.

– En conservación:

Es una podredumbre marrón, que evoluciona rápidamente, de consistencia blanda, a veces, con las lenticelas aureoladas de un color marrón-rojizo.

Desarrolla una masa algodonosa, blanca en la oscuridad, que se vuelve gris a la luz.

Los frutos alcanzados por el hongo, contaminan los sanos, por simple contacto de unos contra otros, provocando focos de podredumbre.

Normalmente las cavidades carpelares, se recubren con masas algodonosas de color gris.

A veces la aparición de puntos negros, en la zona atacada por el hongo, pueden servir como áreas de acumulación, de órganos reproductivos del hongo.

La zona afectada, presenta contornos difusos, pero permanece turgente y sin depresiones.

La pulpa del fruto afectado, tiene un sabor muy ácido.

El desarrollo del parásito es muy rápido, pudiendo a 20ºC invadir todo el fruto en 8-10 días.

Botrytis cinerea en Manzana

Propagación

  • – Este hongo, se halla presente en la naturaleza, sobre cualquier soporte orgánico y particularmente, se conserva en las rugosidades de la corteza de los árboles, bien en forma de micelios (conjunto de filamentos que constituyen un hongo) o también en forma de esclerocios (aglomerado de micelios).
  • – La emisión de conidias (esporas de origen asexual) se realiza durante la floración, cuando la humedad ambiente es favorable y bien la lluvia o el viento o ambos, se encargan de su dispersión.
  • – Las esporas, germinan en presencia de agua, sobre las cicatrices florales y provocan la infección de la zona calicina, el “ojo” del fruto.
  • – La infección de la zona calicina, raramente evoluciona a podredumbre durante la conservación, como mucho, aparece en la zona carpelar, una masa algodonosa, que a veces puede dar lugar a una podredumbre, en el corazón de los frutos.
  • – En los locales de almacenamiento, incluso estando presentes las esporas, no pueden contaminar los frutos, si éstos no tienen heridas. Por el contrario los micelios del hongo en contacto con un fruto sano, pueden penetrar a través de sus lenticelas y provocar su podrido.
  • – Realizada la contaminación de un fruto sano, la evolución de la podredumbre es rápida, salvo si dicha infección, se realiza a nivel de la zona peduncular, en cuyo caso la enfermedad puede permanecer latente.

Botrytis cinerea en Manzana

Factores que favorecen el desarrollo

  • – La recolección precoz, favorece el desarrollo de este hongo, durante la conservación frigorífica.
  • – Las lluvias, en época de floración.
  • – Frutos con heridas, durante la recolección o producidas por granizo, durante la vegetación.
  • – Elevada humedad relativa durante el estocaje.
  • – Residuos de frutos afectados, bien en los palots, las cajas o en los locales de acondicionamiento.
  • – Los calibradores por agua, en las cintas transportadoras.

Botrytis cinerea en Manzana

Medidas profilácticas

a) En campo

  • – Reducir las fuentes de infección, en las plantaciones.
  • – Proteger las heridas, que pueden tener los frutos, con productos cicatrizantes.
  • – En las parcelas con riesgo y si las condiciones de humedad del aire son favorables, realizar tratamientos preventivos, en el estadio vegetativo G-H.

b) En la Central

  • – Desinfección a fondo de las cámaras de frío y del resto de los locales de la Central.
  • – Eliminar cualquier residuo de frutos afectados por el hongo, en cajas, palots, útiles de acondicionamiento, etc.
  • – Eliminar los frutos heridos, antes de su entrada en las cámaras de frío.
  • – Renovar el agua de los drenchers.
  • – Vigilar los frutos durante su conservación, para evitar que se formen focos de podrido.
  • – Recordar, que los tratamientos postcosecha, son poco eficaces contra esta enfermedad, sólo las medidas profilácticas pueden reducir los riesgos.

Lucha química indirecta

– Tratamientos con fungicidas sistémicos, a la caída de pétalos

 Botrytis cinerea en Manzana

VN:F [1.9.22_1171]
Califica la calidad del articulo 1-5 GRACIAS
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: +2 (from 2 votes)

Monilia en fruta de pepita manzanas y peras

Monilia en fruta de pepita manzanas y peras

Con el nombre genérico de Monilia, se incluyen dos especies: M. fructígena y M. laxa, En los frutales de pepita M. fructígena infecta fundamentalmente los frutos y M. laxa las flores y ramas.

Sintomatología

  • – Sobre flores. Se produce un desecamiento completo, de las inflorescencias del manzano y del peral, que adquieren un color marrón. Las flores y algunas hojas subyacentes, permanecen aglomeradas en una masa seca característica.
  • – Sobre ramas. Aparece un chancro, en escudo y un desecamiento de la zona. Al año siguiente, si las condiciones de humedad son las adecuadas, aparece abundante micelio de color marrón, en el caso de M. fructígena y de color gris en el de M. laxa.
  • – Sobre frutos.
  • – En campo: A partir de una herida, se desarrolla rápidamente una podredumbre marrón y firme. La disposición sobre la zona podrida de unas pequeñas masas algodonosas, formando círculos concéntricos, es característico de M. fructígena.
  • – En conservación: Si la atmósfera es seca, no aparecen las pequeñas masas algodonosas y el fruto permanece firme, de color marrón oscuro, con las lenticelas aureoladas de negro. Si la atmósfera es húmeda, el hongo puede contaminar los frutos sanos, llegando a constituir focos de podredumbre.

Propagación

  • – En campo: La propagación de Monilia, se efectúa a partir de los frutos momificados y de los chancros de las ramas. Durante la primavera, las pequeñas masas algodonosas portadores de conidias, se forman sobre los frutos momificados y sobre las ramas infectadas por chancros, siendo transportadas por la lluvia y el viento durante todo el año. Las conidias, pueden permanecer varios meses, en frutos y ramas y germinar cuando las condiciones climáticas le son más favorables, en presencia de humedades y temperaturas adecuadas o cuando se producen heridas por causas diferentes.
  • – En conservación: La difusión de Monilia, se realiza a través de frutos infectados por micelios, ya que las conidias no pueden formarse en las cámaras frigoríficas, porque necesitan luz.

Factores que favorecen el desarrollo de Monilia

– Sobre flores: plantaciones muy densas y mal aireadas.

– Sobre frutos: fundamentalmente lesiones producidas por:

  • – Granizo
  • – Heladas tardías
  • – Fuertes lluvias
  • – Insectos
  • – Recolección
  • – Transporte
  • – Manipulación

Medidas profilácticas

  • – En campo:
    1. – Evitar el exceso de nitrógeno (N) y la carencia de potasio (K). El desequilibrio entre estos elementos favorece el desarrollo de la enfermedad
    2. – Suprimir los frutos momificados y ramas con chancros, ya que son fuentes de contaminación
  • – En almacén
    1. – Eliminar todos los frutos que presentan heridas visibles, para evitar que estos frutos entren en las cámaras de frío.
    2. – Lucha química indirecta
    3. – Efectuar tratamientos invernales con DNOC.
    4. – Efectuar tratamientos con oxicloruro de cobre antes del hinchado de yemas.
    5. – Efectuar tratamientos fungicidas después de accidentes meteorológicos.
    6. – Controlar insectos como: carpocapsa, mosca, etc..
VN:F [1.9.22_1171]
Califica la calidad del articulo 1-5 GRACIAS
Rating: 5.0/5 (4 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: +1 (from 3 votes)

Enfermedades de conservacion en Manzanas y Peras

Enfermedades de conservacion en Manzanas y Peras

Las pricipales enfermedades de conservación en fruta de pepita son:

1. ENFERMEDADES PRODUCIDAS POR HONGOS PARÁSITOS DE HERIDAS.

  • 1.1. ALTERNARIA.
  • 1.2. PENICILLIUM EXPANSUM.
  • 1.3. RHIZOPUS.

2. ENFERMEDADES PRODUCIDAS POR HONGOS LATENTES.

  • 2.1. GLOEOSPORIOSIS.
  • 2.2. PHYTOPHTHORA.
  • 2.3. FUSARIUM.
  • 2.4. TRICHOTECIUM.

3. RECONOCIMIENTO DE PATÓGENOS EN PERAS Y MANZANAS, EN CÁMARA FRIGORÍFICA.

En los frutales las enfermedades de conservación, son las más preocupantes para todo tipo de frutos y los de “Pepita” no son una excepción.

Solamente una cuidadosa producción y una excelente manipulación, con los tratamientos adecuados y las condiciones necesarias para la conservación, de cada variedad de peras o manzanas, nos pueden ayudar a reducir la incidencia de los patógenos durante la conservación.

En las condiciones actuales, el alargar la vida comercial de los frutos, mediante diferentes tipos de conservación, se hace cada vez más necesario.

Las elevadas producciones de cualquier tipo de fruta, convierte en imprescindible su prolongación en el tiempo, para conseguir, que la oferta y la demanda, mantengan un equilibrio rentable en el mercado, que solamente con una buena CONSERVACIÓN, puede ser posible.

Dos son los tipos de parásitos, que inciden de forma definitiva en la conservación, como enfermedades fúngicas:

a) enfermedades producidas por hongos parásitos de heridas

b) enfermedades producidas por hongos latentes

VN:F [1.9.22_1171]
Califica la calidad del articulo 1-5 GRACIAS
Rating: 5.0/5 (1 vote cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votes)

Parasitos de campo en fruta de pepita Manzanas y Peras

Parasitos de campo en fruta de pepita Manzanas y Peras

Entre las mas importantes citaremos:

1. – ENFERMEDADES QUE AFECTAN A HOJAS, RAMAS Y/O FRUTOS

1.01.- MONILIA.

1.02.- BOTRYTIS.

1.03.- MANCHAS DEL MANZANO Y DEL PERAL.

1.03.1.- MANZANO – Venturia inaequalis.

1.03.2.- PERAL – Venturia pirina.

1.04.- STEMPHYLIUM DEL PERAL.

1.05.- SEPTORIOSIS DEL PERAL.

1.06.- OIDIUM DEL MANZANO Y DEL PERAL.

1.07.- LA ROYA DEL PERAL.

1.08.- LOS CHANCROS.

1.8.1.- NECTRIA GALLIGENA.

1.8.2.- PHACIDIELLA.

1.8.3.- DIAPORTHE.

1.8.4.- SPHAEROPSIS.

1.09.- ENFERMEDAD DEL HOLLÍN.

1.10.- ENFERMEDAD DE LOS EXCREMENTOS DE MOSCA.

2.- ENFERMEDADES PRODUCIDAS POR BACTERIAS.

2.1.- EL FUEGO BACTERIANO.

2.2.- DESECAMIENTO BACTERIANO.

 

VN:F [1.9.22_1171]
Califica la calidad del articulo 1-5 GRACIAS
Rating: 5.0/5 (2 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: +1 (from 3 votes)

Enfermedades en Fruta de pepita Manzanas y peras

Enfermedades en Fruta de pepita Manzanas y peras

Las enfermadades en Fruta de pepita se pueden dividir en dos randes grupos

A. ENFERMEDADES ORIGINADAS POR PARÁSITOS DE CAMPO

B. ENFERMEDADES DE CONSERVACIÓN

En este tema, analizaremos en diferentes apartados, el origen de las enfermedades y alteraciones fisiológicas con los problemas más importantes que producen, en nuestras zonas de producción de fruta de pepita.

Para ello comentaremos los siguientes apartados:

  • 1.- Enfermedades originadas por parásitos de campo.
  • 2.- Enfermedades de conservación.
  • 3.- Alteraciones fisiológicas más importantes.

1. ENFERMEDADES ORIGINADAS POR PARÁSITOS DE CAMPO

Son producidas por hongos, en los que las esporas, provenientes de una reproducción sexual o asexual, se desarrollan en campo y sus efectos, persisten durante la conservación de los frutos. Entre las más importantes citaremos:

  • A.- Enfermedades que afectan a hojas, ramas y/o frutos.
  • B.- Enfermedades que afectan a las ramas y originan, podredumbres latentes en conservación.
  • C.- Enfermedades que afectan a los frutos.

 2. ENFERMEDADES DE CONSERVACIÓN

Son aquellas, en las que, se puede observar su desarrollo, durante la conservación y pueden ser originadas por:

  • Hongos parásitos de heridas.
  • Hongos parásitos latentes.

3. ALTERACIONES FISIOLÓGICAS MÁS IMPORTANTES

Conocidas también como fisiopatías, tienen su origen en la dependencia del fruto, de factores pre-recolección y post-recolección, aunque a veces, resulta difícil su clasificación, por la interacción entre ellos. Entre los factores pre-recolección citaremos:

  • Climáticos.
  • Nutricionales.
  • Estado de madurez del fruto.

y entre los de post-recolección:

  • La manipulación en las Centrales.
  • Condiciones deficientes de estocaje.
  • Daños producidos por productos químicos.
  • Daños producidos por la temperatura, en variedades sensibles.

El control de todos estos factores y sus técnicas, se justifican, por la pérdida de calidad, tanto externa como interna de los frutos, que influye directamente, en su comercialización y rentabilidad.

Este tipo de alteraciones, no tienen nada que ver, con los patógenos que se desarrollan en los frutos, pero si pueden ser la base, que facilite su asentamiento.

4. CRITERIOS PARA EL RECONOCIMIENTO DE LAS ENFERMEDADES

Una determinación correcta, de la mayor parte de las podredumbres, es posible llevarla a cabo, observando el aspecto de la alteración y las características de las fructificaciones, que cada una de ellas produce.

También se puede provocar, la aparición de las fructificaciones, poniendo el fruto podrido en atmósferas saturadas, mantenidas a temperaturas alrededor de 10ºC. Las temperaturas superiores, favorecen las mezclas de podredumbres y falsean la determinación.

Criterios relativos al Podrido.

Entre los más importantes citaremos:

  • El color.
  • La consistencia.
  • La forma.

Las características particulares, en determinados casos.

El Color

Es un criterio, a veces, difícil de utilizar, debido a su variación, en función del color del fruto podrido. Se pueden establecer dos grupos constituidos por:

  • Podridos de color marrón oscuro o negro.
  • Podridos más claros, en la mayoría de los casos, mezclas de marrón o beige.

La Consistencia

La consistencia de la parte afectada por una podredumbre puede ser:

Húmeda y blanda: la carne del fruto, aparece como licuada y si se pretende coger el fruto, éste se rompe (Penicillium).

  • Seca: si se corta la carne afectada, no aparece líquido en el corte del fruto.
  • Dura: cuando el fruto afectado, conserva su forma inicial (Monilia fructigena).
  • Blanda: la zona afectada, se hunde por efecto del podrido (Trichoseptoria fructigena).

La Forma

En cuanto a la forma, de las zonas afectadas por una podredumbre, puede ser:

  • Regular: se trata normalmente de podridos circulares, que se extienden desde un punto de infección, normalmente heridas o lenticelas.
  • Irregular: cuando la progresión sobre el fruto, de la patología, se produce con distinta intensidad, en diferentes direcciones.

Otras características

Englobado en este punto comentaremos:

El contorno del podrido, que puede estar bien delimitado o difuso.

Las variaciones de color, con frecuencia, el color de la zona afectada, es diferente en el centro, que en el resto.

Amargor o acidez de la pulpa del fruto podrido, que adquiere un sabor diferente (Trichotecium roseum, Botrytis)

Evolución, lenta o rápida.

5. CRITERIOS RELATIVOS A LAS FRUCTIFICACIONES DE LOS PATÓGENOS

Citaremos como interesantes:

  • La forma.
  • El color.
  • Las características particulares.

La Forma

Forma definida, concretada en pequeñas masas redondeadas, pústulas y pequeñas almohadillas de micelio.

Forma mal definida, micelios sin formación especial

El Color

En este caso, el criterio es bueno, ya que el patógeno, muestra sus esporas y según su color, podemos reconocer la causa del podrido.

Otras características

Presencia de mucílago, compuesto por gotitas viscosas con aspecto lacado o seco (Gloeosporium)

Esporulación pulverulenta, de forma que soplando sobre las esporas, estas se dispersan en el aire (Penicillium, Botrytis, etc.)

VN:F [1.9.22_1171]
Califica la calidad del articulo 1-5 GRACIAS
Rating: 3.0/5 (2 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: -1 (from 1 vote)

Normas de calidad en manzana y pera

Normas de calidad en manzana y pera

OTRAS DISPOSICIONES DE LA NORMA DE CALIDAD

1. Disposiciones relativas al calibrado.

Calibrado.

No se exigirá limitación alguna en la diferencia de calibres de los frutos de categoría II presentados sin ordenar en el envase. No obstante, debe se respetado el calibre mínimo previsto en la norma y en un mismo calibre deben evitarse las diferencias externas.

Tanto al efectuar el calibrado de las manzanas en las centrales de almacenamiento y clasificación como al comprobarlo en los distintos puntos de control, convendrá poner sumo cuidado en su manipulación utilizando el material adecuado para prevenir el choque o la caída fuerte de los frutos y evitando, al mismo tiempo, las presiones fuertes con los dedos o los arañazos a fin de suprimir, en lo posible, señales y marcas sobre su epidermis.

2. Disposiciones relativas a las tolerancias.

Las manzanas que no se ajustan a las condiciones establecidas en cada categoría pueden ser admitidas dentro de la misma, siempre y cuando cumplan con lo exigido en las tolerancias, tanto de calidad como de calibre.

La tolerancia se evalúa por la apreciación de cada envase examinado y por la media del conjunto de las muestras. El control debe realizarse sobre un número de envases (muestra) suficientemente representativo del conjunto de la partida o lote, extraídos aleatoriamente de distintas partes del mismo, tanto si se encuentran en un medio de transporte como si está en almacén, dicha muestra debe considerarse como poco representativa si no alcanza, al menos, al 1 % del lote.

La tolerancia se establece en función del número de frutos.

A) Tolerancias de calidad.

A.1.1. Categoría «Extra»: 5 por 100 en número o en peso de frutos que no correspondan a las características de la categoría, pero que sean conformes a las de la categoría 1 o, excepcionalmente, admitidos en las tolerancias de esta categoría.

A.1.2. Categoría «I»: 10 por 100 en número o en peso de frutos que no correspondan a las características de la categoría, pero que sean conformes a las de la categoría II o, excepcionalmente, admitidos en las tolerancias de esta categoría y, para las manzanas se admite, además, hasta un 25 por 100 en número o en peso de frutos con pedúnculo dañado o ausente, a condición de que la epidermis de la cavidad peduncular no esté deteriorada. Sin embargo, para la variedad Granny Smith se pueden admitir, sin limitación, frutos sin pedúnculo con la misma condición anterior.

A.1.3. Categorías «II»: 10 por 100 en número o en peso de frutos que no correspondan a las características de ésta ni a las características mínimas, con exclusión de los frutos visiblemente afectados de podredumbre o que presenten magulladuras pronunciadas o heridas no cicatrizadas.

Dentro del marco de tolerancias citadas se admite un máximo del 2 por 100 en número o en peso de frutos agusanados o con los defectos siguientes:

  • • Ataques importantes de acorchado (Bitter Pit) o vidriado.
  • • Ligeras lesiones o heridas no cicatrizadas.
  • •Señales muy ligeras de podredumbre.

B) Tolerancias de calibre

 Categoría «Extra».

 Calibrado obligatorio con intervalos de 5 en 5 mm.

 Por ejemplo: «CALIBRE 70-75 mm».

En este caso, se exigirá que los frutos contenidos en el envase que lleve tal mención tengan un diámetro mínimo de 70 mm. -1 mm. (por la tolerancia debida al empleo de máquinas calibradoras)=69 mm. y un diámetro máximo de 75 mm.+1 mm. (por la citada tolerancia)=76 mm.

 Categoría «I».

 a) Presentación en capas ordenadas dentro del envase.

Calibrado obligatorio con intervalos de 5 en 5 mm.

Consideraciones idénticas a las expuestas para la Categoría «Extra».

b) Presentación a granel dentro del envase.

  • • Calibrado con intervalos de 5 en 5 mm.: facultativo.
  • • Calibrado con intervalos que agrupen dos escalones de 5 mm. como máximo.

Por ejemplo:

«CALIBRE: 60-70 mm.». Los frutos deben estar comprendidos entre 59 y 71 mm.

 Categoría «II».

 a) Presentación en capas ordenadas dentro del envase.

Calibrado obligatorio con intervalos de 5 en 5 mm.

Consideraciones análogas a la categoría «Extra».

b) Otras presentaciones: Calibrado facultativo. Categoría «II»

Para toda clase de presentación el calibrado será facultativo y, en todo caso, el calibre podrá indicarse por el diámetro mínimo de los frutos, seguido de la expresión «y más».

Por ejemplo:

«CALIBRE: 50 mm. y +». Todas las categorías

Con independencia de lo anterior, en los frutos sometidos a homogeneidad de calibrado se admite el 10 por 100 en número o en peso de frutos comprendidos en los calibres inmediatamente superior o inferior al indicado, y para los frutos no sometidos a homogeneidad, 10 por 100 (categoría II) en número o en peso de frutos que no alcancen el calibre mínimo, con variación máxima de 5 mm. por debajo del mínimo en todos los casos.

3. Disposiciones relativas a la presentación.

A) Homogeneidad.

El contenido de cada envase debe ser homogéneo y compuesto únicamente por frutos del mismo origen, variedad, calidad y grado de madurez.

Por lo que respecta a la categoría «Extra», la homogeneidad se refiere también al calibre y a la coloración.

Por lo que respecta a la categoría «II», la homogeneidad se puede limitar al origen y a la variedad.

El encarado no es admisible, es decir, la parte visible del contenido del envase será representativa del conjunto.

En los envases inferiores a 2 kg. para las categorías «Extra» y «I» no se exigen los requisitos de variedad y origen.

Particularmente se procurará reprimir el encarado, práctica consistente en disimular en las capas inferiores del envase a los productos de calidad, variedad, estado sanitario, madurez, coloración y calibre diferentes a los de la capa superior.

Por mismo grado de madurez se entiende que:

  • • En categoría «Extra» un mismo envase no contenga más que frutos uniformes en madurez y coloración.
  • • En categorías «I» y «II» un mismo envase, no contenga frutos de estado de madurez totalmente diferentes, como, por ejemplo: frutos «duros» y frutos «maduros». La exigencia no será tan rigurosa como para la categoría «Extra». Tanto es así, que en un mismo envase de categoría «I», se podrán tolerar: frutos «duros» y frutos «firmes», o bien, frutos «en viraje» y frutos «maduros», siempre que la mercancía presente las aptitudes propias del momento comercial en que se encuentre.

B) Acondicionamiento.

Esta disposición contempla el contenido del envase en su conjunto.

Tiene como fin el evitar que cuerpos extraños, tales como hojas, ramitas, arena o tierra, perjudiquen la buena presentación. Convendrá distinguir el defecto accidental de la suciedad sistemática, comprobada en varios envases, lo que entrañará el rechazo de la mercancía.

Los envases deben presentarse en perfectas condiciones higiénico-sanitarias, y los materiales utilizados en las mismas deben ser nuevos, limpios y que no puedan causar a las manzanas alteraciones externas o internas durante todo el proceso de su comercialización.

Aparte de la protección del producto, se pretende evitar que cuerpos extraños (hojas, ramillas, tierra), perjudiquen la buena presentación. A este respecto, conviene distinguir el defecto accidental del sistemático, que entrañará siempre el rechace de la mercancía.

El acondicionamiento debe realizarse de modo que los pedúnculos no puedan deteriorar los frutos.

Disposición en capas ordenadas.

Distribucion de fruta de pepita en cajas

Disposición a granel.

Distribucion de fruta de pepita en cajas

Fuente: MAPYA

 4. Disposiciones relativas al marcado.

Cada envase debe llevar en caracteres agrupados en uno de sus costados y que sean legibles, indelebles y visibles desde el exterior, las siguientes indicaciones:

A) Identificación.

Envasador y/o Expedidor

Nombre y dirección o identificación simbólica, expedida o reconocida por un organismo oficial.

B) Naturaleza del producto.

– «Manzanas» si el contenido no es visible desde el exterior.

– Nombre de la variedad, para las categorías «Extra» y «I».

C) Características comerciales.

– Categoría.

– Calibre o, para los frutos presentados en capas alineadas, número de piezas.

En el caso de que para la identificación se tenga en cuenta el calibre, éste deberá expresarse:

a) Para los frutos sometidos a las reglas de homogeneidad, mediante la mención de los diámetros mínimo y máximo.

b) Para los frutos no sometidos a las normas de homogeneidad, mediante la mención del diámetro mínimo seguida en su caso, del diámetro mayor o de la expresión «y +».

D) Marca oficial de control.

VN:F [1.9.22_1171]
Califica la calidad del articulo 1-5 GRACIAS
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: +2 (from 2 votes)

Las partes de la planta. El fruto y su clasificación

Las partes de la planta. El fruto y su clasificación

Origen del Fruto

 Partes de fruto en PeraEn las plantas con flor, el fruto es el conjunto del ovario maduro y todas las demás piezas florales. En sentido botánico, se llama fruto sólo al ovario maduro. En términos coloquiales, la palabra suele usarse sólo para describir los frutos suculentos y comestibles de las plantas leñosas, los de matas y arbustos, como el tomate o el melón, y algunos otros más pequeños, como la fresa o la frutilla. En condiciones naturales, el fruto suele formarse una vez que ha tenido lugar la fecundación del óvulo, pero en muchas plantas, casi siempre variedades cultivadas, como los cítricos sin semilla, la uva y el pepino, el fruto madura sin necesidad de fecundación; este fenómeno se llama partenocarpia. En cualquier caso, la maduración del ovario provoca el marchitamiento de los estigmas y las anteras y el agrandamiento del propio ovario (o de los ovarios, si la flor tiene más de uno). Los óvulos presentes en el interior de los ovarios fecundados se desarrollan y forman las semillas. En las variedades partenocárpicas éstas no se desarrollan, y los óvulos mantienen el tamaño original. La principal función del fruto es proteger las semillas durante su desarrollo; en muchas plantas también favorecen su dispersión.

Partes de la florEstructura del fruto

Al madurar, las paredes del ovario se desarrollan y forman el pericarpio, constituido por tres capas:

 Partes del FrutoLa más externa o epicarpio suele ser una simple película epidérmica lisa como el caso de la uva; con pelo como en el melocoton, o recubierto de cera, como en la ciruela. Proviene de la capa externa del ovario, originada por la epidermis inferior de la hoja carpelar.

El grosor de la capa media o mesocarpio y de la interna o endocarpio es muy variable, pero dentro de un mismo tipo de fruto, una de las capas puede ser gruesa y las otras delgadas. En los frutos carnosos, la pulpa suele corresponder al mesocarpio, como ocurre en el durazno y la uva o seco y esponjoso como la naranja. El mesocarpio proviene de la capa media del ovario, originada por el mesófilo de la hoja carpelar, el en caso del endocarpio proviene de la capa interna del ovario, originada por la epidermis superior de la hoja carpelar. La semilla o las semillas, dispuestas dentro del pericarpio, constituyen en ciertos casos la totalidad de la porción comestible del fruto. Así, en el coco, la cáscara dura exterior es el pericarpio, y la parte comestible interior, es la semilla.

Clasificación de los frutos

Para la adecuada clasificación de los frutos hay que tener en cuenta muchas características. No obstante, es posible tener una buena aproximación a los distintos tipos de frutos observando: el número de carpelos, la consistencia y la dehiscencia.

Número de carpelos que forman el fruto:

Los frutos que derivan de una flor con un sólo carpelo, monocarpelar se denominan monocárpicos (ej. ciruela, aceituna, aguacate, etc.).

 Partes del fruto - CiruelaPartes del fruto - aceitunasPartes del fruto - Aguacate

 

Si por el contrario derivan de una flor con ovario pluricarpelar, tenemos dos posibilidades:

1.- que los carpelos estén unidos (formando un único ovario -que proviene de un gineceo gamocarpelar-): frutos policárpicos (ej.manzana, naranja, kiwi)

 Partes del fruto - Manzana    Partes del fruto - Naranja     Partes del fruto - Kiwi

2.- que los carpelos están separados entre si, (por lo tanto la flor tiene varios ovarios independientes -el gineceo es dialicarpelar-): frutos múltiples.( ej. frutilla, magnolia, mora, etc.). El mejor ejemplo para visualizar esto es la mora o la frambuesa, donde cada «bolita» que constituye el fruto fue originado por uno de los carpelos que tenía la flor, como son muchos….

 Partes del fruto - MoraPartes del fruto - fresas

Hasta aquí siempre hablamos de frutos que están originados de una única flor pero, en algunos casos, las plantas tienen flores dispuestas unas muy cerca de las otras. Este conjunto de flores se denomina inflorescencia. El ovario dentro de cada flor dará un fruto, también unido al eje central, por lo que a todo el conjunto se lo conoce como (ej. higo, piña)

 Partes de fruto - PiñaPartes de fruto - Higo

Consistencia del fruto:

Hay frutos cuyos pericarpios se mantienen delgados, a estos frutos se los llama secos, en cambio hay otros frutos cuyos pericarpios acumulan sustancias alimenticias, a estos se los denomina carnosos.

Dehiscencia del fruto:

Frutos indehiscentesHay algunos frutos que al madurar permanecen cerrados y sus semillas quedan en el interior, estos son los frutos indehiscentes (ej. manzana, durazno, roble, arce, etc.). En estos casos, para que las semillas se liberen del interior del fruto y alcancen la tierra para poder germinar, éste debe caer al suelo y pudrirse o bien, si es un fruto carnoso, podrá ser ingerido por algún animal y las semillas pasarán por su tubo digestivo y serán eliminadas con las heces (es por esto que en el campo es tan común encontrar pequeñas plantas germinando en los montículos de bosta de los animales: podríamos decir que tienen suficiente «abono» para ello…)

Frutos dehiscentesOtros frutos, en cambio, se abren espontáneamente y expulsan las semillas al madurar: son los frutos dehiscentes. Normalmente, los frutos se abren por los lugares donde se soldaron los carpelos. Esta dehiscencia puede ser de varias formar: longitudinal, cuando se abre a lo largo del carpelo como en las chauchas; transversal, cuando se abre como una caja sacándole su tapa, como en el eucalipto; o porcida, cuando las semillas salen por pequeños agujeros o poros como en el caso de la amapola. La dispersión de las semillas (es decir, cuán lejos germinarán de la planta «madre») depende de factores como cuán lejos fueron expulsadas del fruto y de la acción del viento y el agua que pueden ayudar a transportar las semillas.

 Los frutos se clasifican utilizando el conjunto de atributos que acabamos de mencionar (número de carpelos, consistencia, dehiscencia) y algunos otros un poco más complejos:

Clasificacion de los frutos

VN:F [1.9.22_1171]
Califica la calidad del articulo 1-5 GRACIAS
Rating: 4.5/5 (23 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: +9 (from 15 votes)

Pericial agricola en Video

Pericial agricola en Video

Ejemplo una pericial agricola que finalmente no hemos tenido que llevar a Juzgados, pues finalmente se llegó a un acuerdo entre las partes.

La defensa de un problema con la calidad de la fruta comprada en verde requirió de esta pericial en video que demostró el porqué de la decisión de no asumir la compra de esta fruta en el momento de la recolección porque no reunía las condiciones pactadas en el momento de la firma del contrato de compra.

VN:F [1.9.22_1171]
Califica la calidad del articulo 1-5 GRACIAS
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votes)

Normas de calidad en manzana y pera Desarrollo y forma

Normas de calidad en manzana y pera Desarrollo y forma

Desarrollo y forma

Categoría «Extra»

Categoría «I»

Categoría «II»

• Típica de la variedad

• Ligera deformación, no susceptible de afectar sustancialmente, la apariencia del fruto

• Defecto de forma: La forma puede ser menos regular, sin que la apariencia del fruto, sea afectada seriamente por ello.

VN:F [1.9.22_1171]
Califica la calidad del articulo 1-5 GRACIAS
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votes)